10 acciones practicas para gestionar la innovación con éxito en su empresa

¿Es la innovación una competencia estratégica de su empresa, que es fruto de un proceso confiable y que cuenta con resultados de impacto y sostenibles a largo plazo?

De Carlos Valenzuela, Senior Consultant Innovación CAMCHAL

CARLOS VALENZUELA
CARLOS VALENZUELA

MBA Universidad Adolfo Ibáñez / Arquitecto PUC. Desde el año 2010 es Consultor
Experto en Gestión de la Innovación
de para los programas que ofrece la Cámara Chileno-Alemana.

Al conversar con empresarios o ejecutivos sobre el tema de innovación, uno siempre encuentra un proyecto interesante o una historia épica de iniciativas que son orgullo de la organización. En lo concreto, casi todas las empresas innovan de una manera u otra.

En mi experiencia de trabajo en CAMCHAL, por lo general las empresas innovan por “casualidad” y son muy pocos los casos que confían su crecimiento futuro en una gestión sistemática de la innovación, que rinda frutos estratégicos para la compañía y que se transforme en una competencia estratégica de la organización.

Invertir en el futuro y convertirse en un líder de crecimiento
Innovar es una actividad que requiere tolerancia al riesgo y estar abierto a crear soluciones novedosas, construir oportunidades desde lo impensado. Es en ambientes de alta incertidumbre cuando más importa la forma de cómo hacemos las cosas, es decir nos queda sólo recurrir a procesos y principios que nos permitan desarrollar en el tiempo una cultura y procesos de innovación.

El año 2014, Scott Anthony, gerente de Innosight y referente en innovación, publicó un excelente artículo que entrega acciones precisas para armar un Sistema Compacto de Gestión de la Innovación. A partir de este texto y sumando nuestra experiencia con empresas en Chile, hemos querido compartir con ustedes nuestros 10 pasos concretos para construir un sistema de gestión de la innovación:

  1. Identifique un líder para su iniciativa de innovación. Su sistema debe contar con al menos una persona dedicada a tiempo completo, esta es su inversión mínima para reconocer que está apostando a la innovación de forma seria.
  2. Determine una meta de crecimiento, que será el objetivo principal de la gestión de innovación de su empresa. La innovación debe entregar resultados concretos que justifiquen por qué está destinando recursos en ella. Además, establecer una meta de crecimiento ayudará al líder de innovación a ordenar sus objetivos y prioridades.
  3. Defina los tipos de innovación que desarrollará. Un sistema de innovación es una fábrica de crecimiento y sus proyectos de innovación serán sus productos. Según sus posibilidades de inversión y la dinámica competitiva de su industria, usted deberá determinar cuántos proyectos incrementarles (core), adyacentes (mercados o capacidades similares a las actuales) o radicales (nuevo conocimiento técnico y de mercado) deben ser desarrollados por su sistema de innovación.
  4. Realice una búsqueda de necesidades no cubiertas entre sus clientes actuales. Una forma efectiva de identificar proyectos de innovación para poner en marcha su sistema se encuentran en las nuevas necesidades de sus clientes actuales. Inicie una agenda de visitas y descubra oportunidades en estos nuevos requerimientos que aún no encuentran respuesta.
  5. Identifique tendencias de alto impacto para su negocio. La innovación debe ayudarlo a construir capacidades claves para el futuro, una forma de ir armando camino consiste en la adopción de 1 ó 2 tendencias que a futuro transformarán de forma radical su negocio.
  6. Seleccione un grupo de colaboradores que participarán de la iniciativa de innovación. Su sistema debe contar como mínimo con 2 tipos de roles para un adecuado funcionamiento: encargados de proyectos y líderes de innovación. Los primeros deberán lidiar con el desarrollo de proyectos, en una situación de intra-emprendimiento, los segundos deben proteger el sistema, guiar a los “intraemprendedores” y luchar contra los obstáculos de la cultura organizacional. Ambos requieren capacitación y el desarrollo de habilidades de innovación.
  7. Elimine proyectos “zombis” y rescate posibles “Quickwins”. Hasta lograr resultados que den legitimidad al sistema, la innovación debe ser austera en recursos. Una medida de resguardo consiste en liberar la carga de proyectos “imposibles” de resolver a corto o mediano plazo y por otro lado, identificar posibles “frutos tempranos” o quickwins que representen casos de éxito para la iniciativa de gestionar la innovación.
  8. Desarrolle un “Checklist de procesos” que habilite el desarrollo de nuevos proyectos. Métodos y procesos existen en abundancia y muchos son de libre acceso, investigue y encuentre un consenso con su equipo en relación a cuáles serán las herramientas, los productos (entregables) y etapas que se acomodan a las necesidades de su empresa, dada su industria y mercado.
  9. Entrene a la gerencia y personas con experiencia para supervisar la iniciativa y dar las señales correctas en cuanto a cultura de innovación. Mantenga una comunicación estrecha con los personas con responsabilidad directa en actividades de innovacion, incorpore conocimiento en herramientas y casos para promover las respuestas adecuadas que permitan un ambiente de confianza para innovar.
  10. Comience evaluando los primeros proyectos de innovación. Los resultados protegerán la sostenibilidad del sistema, sea riguroso y mantenga información actualizada de resultados, en procesos, proyectos e ingresos obtenidos gracias a la innovación. Esto le permitirá conseguir más recursos, así como abrir puertas en su empresa y con clientes cuando sea necesario.

Infórmese sobre nuestros objetivos y los resultados del Diplomado Innovation Manager o inscríbase directamente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *